Lo mejor del 2016 por Deni Olmedo (Parte 3)

Mesh – Looking Skyward (agosto 2016)

Tres años han tardado Richard Silverthorn y Mark Hockings en poner a la venta nuevo material. Sí, parece que no, pero ya han pasado tres años desde la publicación de Automation Baby y este año las novedades han sido dos: primero el inevitable single de presentación, orbitando en torno al tema que es, para mi gusto, el claro hit del álbum: Kill your darlings y, en agosto llegó Looking Skyward que, desde las primeras notas de My Protector (tema que lo abre) tienes esa sensación de familiaridad, de que estás escuchando lo que sabías que ibas a escuchar que acompaña a cada nuevo trabajo de los de Bristol desde hace ya bastantes años (21 ya desde In this place forever). Y con un puñado de canciones que hacen que sea un trabajo notable: las ya mentadas My protector y Kill your darlings, a las que habría que añadir Runaway, The Ride, The Last One Standing, Two+1… en la que se puede apreciar el toque de Olaf Wollschäger, que les acompaña desde A Perfect Solution y sí, es efectivo, es un valor seguro, sabes que va a sonar genial y afinado pero es, a mi modo de ver, demasiado predecible. Cualquier tema de este álbum podría estar dentro de Automation Baby sin que se notara demasiado, pero no dentro de A Perfect Solution, que es, sin duda alguna, uno de los puntos culminantes de su carrera musical.

Lo Mejor: Mesh. Gran voz. Buenos temas. Nunca defraudan.

Lo Peor: Se echa de menos un poco de riesgo, de cambiar de registro.

Calificación: 8

Rotersand – Capitalism TM (noviembre 2016)

Pocos grupos han conseguido, con tan pocos trabajos publicados, el estatus de respeto y de grupo puntero dentro del electro industrial. Desde que en 2002 a Rascal Nicov y el productor Gunther Gerl se les juntó el también productor Krischan Wesenberg y crearon Truth is fanatic, inmediatamente se les emparentó con grupos como Assemblage 23, Covenant y VNV Nation. Casi nada. Y no solo mantuvieron el estatus, sino que lo fueron agrandando con obras como Welcome to goodbye, 1023 o Random is Resistance y compartiéndolo en sus directos, de los mejores (y más divertidos) que puedes encontrarte hoy en la escena. Con tan solo cuatro álbums han conseguido ser muy pupulares y seguidos en Europa, y tener un curioso estatus de grupo underground de culto. Tocando además varios palos: dark wave, techno, industrial, EBM y futurepop. Un grupo que hace música de baile, sí, pero con letras que te hacen pensar. Así que con la publicación de Torn Realities, aperitivo que sirvió de presentación de Capitalism TM, su nuevo álbum publicado este pasado mes de noviembre, nos hemos encontrado otro trabajo redondo. Y, además, compartiendo con Covenant el hecho de unas letras que, por primera vez, y creo que no me equivoco, inciden en temas sociales y política. Y todo esto haciendo lo que mejor saben hacer: temas bailables al 100 por 100 que se convierten irremediablemente en himnos que no te puedes sacar de la cabeza y que harán que te muevas sin poder evitarlo.

Lo Mejor: La producción. Afinada, afinada.

Lo Peor: Nada. No hay manera de sacarle un pero a un gran disco.

Calificación: 10

De_Tot_Cor – Damage Doom Death (octubre 2016)

En alguna ocasión he dicho (debería decir he escrito, ya que creo que lo hice para hablar de otro trabajo de Jordi) que De_Tot_Cor hacía dark electro. Progresivo. Un electro dark con toques de techno y de industrial. Y es que siempre me ha recordado a otro de mis grupos fetiche: Negative Format. A estas alturas tampoco voy a negar que tengo una especial predilección por De_Tot_Cor. Y es que es bastante difícil encontrar alguien que haga música que te toque y te arrastre. Este es uno de esos raros casos. Ya sea en sus remixes o en sus propios trabajos, nunca un trabajo suyo me ha dejado indiferente. Así que, después de un silencio de cuatro años, por fin teníamos noticias suyas: Damage Doom Death es un álbum de dark electro progresivo, de once temas que se escuchan de principio a fin como movimientos de una sinfonía. Un trabajo en que se nota, y mucho, que Jordi ha conseguido un punto de madurez en su estilo del que se aprovecha Damage Doom Death. Once temas instrumentales (en esta ocasión no tenemos artistas invitados) que, desgraciadamente, son el canto del cisne de este proyecto, ya que Jordi lo da por finalizado con 2016. Este trabajo está disponible únicamente en formato digital a través de su Bandcamp y al que ha completado, para la gente que lo compre, con el EP Damn Dusk Despair. Cuatro temas adicionales, a modo de adenda, que inciden en el estilo del larga duración. Ambos dos, imprescindibles para los fans del buen (buenísimo) dark electro.

Lo Mejor: El disco en conjunto. Redondo y rotundo.

Lo Peor: Que sea el último disco de este proyecto

Calificación: 9,5

Assemblage 23 – Endure (septiembre 2016)

Desde hace más de diecisiete años, Tom Shear ha ido poco a poco, álbum a álbum, ganándose su sitio dentro de la escena electro internacional. Como Assemblage 23, desde su segundo trabajo (Failure, 2001) es uno de los grupos punteros dentro de lo que se dio en llamar futurepop (mal que le pese al señor Shear, que odia ese término, prefiriendo el término EBM melódica). En cualquier caso, pocos músicos transmiten como él emoción con sus letras y música. Y es algo con cada nuevo disco hace: no suele salir de su zona de confort, dejando para otros proyectos (Nerve Filter o Surveillance) devaneos con otros estilos musicales, más próximos a lo que sería una EBM más típica. Pero es algo que la gente que le seguimos desde hace años no le echamos en cara. Al contrario, con cada nuevo disco de Tom esperamos lo que justamente entrega: emoción, discos muy bien concebidos, musicalmente hablando, y producidos a la perfección. Y es que, no en vano, Tom Shear es un más que notable productor e ingeniero de sonido. Endure, que así se llama su última criatura, es un paso más en esto que os comentaba: Un trabajo eficaz, con temas que te harán pensar y bailar. Un trabajo que busca, más que reinventar o evolucionar su sonido, afinarlo al milímetro. Y lo consigue. Escuchando temas como Afterglow, Bravery o December sabes desde los primeros compases de quién son. Y, francamente, no se necesita más

Lo Mejor: Eficaz. Bien producido.

Lo Peor: No hay un tema que destaque por encima de los demás

Calificación: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *